Seis consejos para reinventarse en el comienzo de curso

Todos, y en particular los que estamos en el mundo de la educación, tenemos comienzos cada cierto tiempo. Septiembre es la época en que comienzan los cursos escolares y cada año tenemos la ocasión de vivir y plantear el comienzo del nuevo curso.
mouse chalkboardCómo lo afrontemos depende, por un lado de cada uno de nosotros, la ilusión que pongamos en el nuevo proyecto que vamos a vivir y que vamos a hacer participar a quienes están con nosotros en nuestras aulas. Por otro lado depende del ambiente que seamos capaces de inculcar y gestionar en los claustros y, de forma más general, en la comunidad educativa de nuestros centros.

Te presento unos consejos que me hago a mí mismo y que pueden servirte para el nuevo curso:

  1. Ilusiónate, sólo así podrás transmitir ilusión. Un curso nuevo hay que plantearlo con ganas renovadas, tanto si los alumnos son los que tenías el curso pasado, como si son nuevos.
  2. Recuerda los buenos momentos que llegaste a disfrutar y transmitir el curso pasado. Así podrás buscar puntos de referencia positiva, aunque no siempre sirven, recuerda las sensaciones agradables.
  3. Arriesga, no te bases en lo mismo de siempre, estamos en un mundo cambiante.
  4. Colabora. Cada vez más nuestros trabajos, y todos se puede decir, se basan con mayor fuerza en el trabajo cooperativo.
  5. Comparte. Todas las ideas, las sensaciones y los proyectos tuyos y de tus compañeros, tanto los próximos como los virtualmente cercanos, nos hacen mejorar.
  6. Fórmate. En el mundo en que vivimos es esencial el estado de apertura a todo lo que se hace, lo que surge, nos enriquece.

No olvides que tienes el mejor y más apasionante trabajo del mundo.

Como una de los consejos es recordar, termino con un vídeo que utilizamos en clase mi compañera Gloria y yo para motivar a nuestros alumnos de 4º para realizar el proyecto de trabajo con que terminamos el curso.

En educación, cambiar o cambiar, he aquí el dilema

¿Por qué solemos dar por bueno lo que siempre hacemos (y con frecuencia hacemos bien)?

¿Cómo afectan los cambios que se están produciendo en la sociedad a la educación?

¿Por qué no se puede -o no se debe- educar ahora como hace cien, cincuenta, diez o un par de años?

En el comienzo de un nuevo curso y de esta nueva etapa de Ratones en el aulA 3.0, te propongo en esta entrada una reflexión sobre estas cuestiones que nos afectan a todos los que nos movemos en la fascinante tarea de la educación.mousebrownSir Ken Robinson es uno de los más afamados pensadores sobre la educación a nivel mundial. Su influencia hace que sea una de las personas a las que más se sigue a través de libros, publicaciones, o conferencias.

el elemento

El Elemento. Descubrir tu pasión lo cambia todo, de Ken Robinson y Lou Aronica

En esta entrada te presento un vídeo que se editó hace unos años y que te va a ocupar algo más de 10 minutos. Se trata de la ilustración de una conferencia de Ken Robinson titulada Cambiando los paradigmas y en la que reflexiona sobre:

  • Las razones del cambio educativo para sustituir a un sistema que está basado en las ideas de la Ilustración y la Revolución Industrial.
  • Un modelo que se basa casi de forma exclusiva en la formación de la inteligencia deductiva.
  • La que llama, con todas las precauciones, una epidemia ficticia.
  • La decadencia de la organización de las escuelas con unos planes de estudios estandarizados.
  • La importancia que ve en trabajar el pensamiento divergente.

Estoy convencido que utilizar un tiempo para seguir estos planteamientos puede ayudarnos a todos a reflexionar y mejorar nuestra práctica educativa.